Melón

El melón (Cucumis melo) es una planta herbácea de tallos rastreros. Se cultiva por su fruto, una baya grande muy apetecible en verano por su gran contenido de agua y de sabor dulce.

La planta posee tallos blandos y pilosos que crecen a ras de suelo. Las flores son amarillas y las hay masculinas, femeninas y hermafroditas. Es una especie extraordinariamente polimorfa tanto en el tipo de fruto como en la pulpa. El color del fruto va de blanco a verde muy oscuro pasando por amarillo, escriturado, manchado (El Piel de Sapo español). La forma del fruto va desde esférica hasta elipsoidal. Su tamaño es dependiente de la variedad y de las condiciones de cultivo. De este modo, hay melones pequeños que pesan alrededor de 400 g y otros muy grandes que pueden pesar hasta 10 Kg,

La pulpa es aromática, con textura suave y diferentes colores: amarillo, verde, rosado y tonos intermedios.

Melón amarillo

Llamado también melón canario o melón de invierno, su pulpa es de carne blanca con alto contenido en azúcar, por lo que lo hace uno de los mejores melones del mercado.

Es de origen europeo, posee un color intenso, su tamaño es mediano lo que lo hace muy práctico e ideal si no vas a consumir una gran cantidad o no deseas cargar con mucho peso.

Melón piel de sapo

Es el tipo de melón mas común que se puede encontrar en el mercado español, pero ya se está consumiendo en diferentes países de Europa.

Su corteza exterior es dura y gruesa, de color verde con rayas en verde también, cuya tonalidad variará dependiendo del grado de madurez de la fruta, tipo de variedad y tipo de suelo.

Su pulpa es verde pálido casi amarilla, con un sabor dulce.

Contacta con nosotros

Si tienes alguna consulta o deseas recibir más información acerca de nuestros productos o servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.